cartel de santa no image

Published on agosto 5th, 2015 | by NOTIRAP

0

Entrevista Sobre LOS JEFES (Babo Cartel de Santa)

Hace Algunos dias se estreno la pelicula mexicana «Los Jefes» protagonizada por casi toda la raza de Babilonia Music. la Cinta ya muy esperada por fans del Cartel De Santa se estreno en cines apartir del dia 30 de Julio, Hoy en dia los actores, escritores y todos los que Incunbieron en esa pelicula han tenido muchas entrevistas, A continuacion les mostraremos una que se le izo al vocalista & escritor de la pelicula «BABO»

 ¿Cuándo empezaron a trabajar en Los Jefes?
Babo: Fue como desde el 2012, que empezamos con todo lo que fue hacer el guión, luego la filmación, y todo el cotorreo del audio, corrección de color, post-producción y edición. Todo un proceso largo y complicado.

¿Por qué decidieron en primer lugar hacer una película?
Pues… fue como un reto.

O sea, ¿habían hecho los videos musicales ustedes mismos y decidieron hacer algo más ambicioso?
No, más retador. Es como el Síncopa, ¿no? Me acuerdo que les dije que en ese disco había que pegar todas las rolas, que todas se fueran interconectando, la primera con la segunda y hasta el final, y que durara una hora. Todo estaba hecho de esa manera y todo, pues después estábamos hablando de que íbamos a hacer el siguiente disco y que cómo íbamos a superar eso. Cómo íbamos a superar lo que habíamos hecho con el disco Síncopa. Y ahí fue cuando se me ocurrió esto, les dije “No, pos vamos a hacer una película, güey. Con eso nos apañamos al Síncopa. Y hacemos el soundtrack de la película. Y todos me dijeron que estaba bien loco [ríe]. ¡Pero siempre dicen lo mismo! Pero pos dije, «bueno, vamos a ver de qué se trata este pedo», y empecé a hacer unas pruebas así con mis mismos compas que se cotorrean aquí en mi estudio, aquí en mi barrio, y así surgió la idea, así surgió todo el pedo.

Me aventé primero un guioncito rápido como de una situación: “tú vas a decir esto, tú le vas a contestar esto”, y a mis mismos compas los puse ahí a actuar la escena. Lo grabé, y luego le hablé a mi compa [El Chiva], al que me había incursionado a lo de la dirección de videos y todo ese pedo, porque él quería hacer una película, entonces le dije al vato “¿Qué onda güey? Tengo aquí una historia que ya está escrita, ya namás necesito que la cheques.” Y pues ya llegó el vato y me ayudó a adaptarla a un guión cinematográfico, ¿no? De que tantas páginas son aproximadamente tantos minutos de escenas y así. Y pues ya, fue como terminamos de hacer todo el guión y todo el rollo, y nos dimos a la tarea de filmar.

¿Cuándo empezaron a grabar?
Pues, te digo que como en el 2013.

¿Y cuándo acabaron?
No mames, duramos filmando… fueron como, no sé, no llegó ni al mes. Fue rápido.

Al principio se suponía que iba a salir en el 2013 y se fue posponiendo la película hasta ahora. ¿Por qué?
Se fue retrasando por toda la cuestión de la banda sonora, y luego todo lo que era… pues cosas que hicimos al revés, o sea, primero hicimos la película, y luego nos pusimos a hacer todos los trámites que exige el gobierno para poder poner una pinche película en el cine [ríe]. Eso lo debimos de haber hecho primero pero lo hicimos ya al último, no sabíamos ni qué rollo, ¿no? Era la primer película que hacíamos. Y pues luego ya, nos empezamos a topar con todo el rollo de la distribución, que era otro cotorreo, porque como hay nomás dos monopolios aquí en México de cine, que son Cinépolis y Cinemex, pues ellos ya tienen sus convenios con las grandes productoras gabachas que meten Misión Imposible, Los Cuatro Fantásticos, y te llenan todas las salas de Misión Imposible, todas las salas de Los Cuatro Fantásticos, pero pues son convenios que ellos ya tienen, negocios que ellos ya tienen pactados, y es ahí donde empieza la siguiente lucha para una película mexicana, y más siendo independiente. Entonces pues fue todo un rollo esta negociación, hasta que se llegó al apoyo de ambas compañías, tanto Cinemex como Cinépolis, y pues vamos pa delante a ver qué sucede.

¿De qué va la película? Vi el tráiler y se ve ruda.
[Ríe] Pues sí está fuerte. Es una película que te lleva de la risa a quedar así en un estado de que… no sé, como un tipo trailer, como “Ay güey, qué va a pasar, qué va a pasar, a la madre güey, qué pedo, qué pasó güey, ¿pos no estábamos risa y risa hace rato?” [Ríe]

La película en sí no tiene nada que ver con ustedes, ¿no?  O sea, la historia no tiene nada que ver con el Cártel de Santa, ustedes no actúan como ustedes mismos, no salen rapeando…
No, no, no, no sale el Cártel de Santa.

No es musical…
No, el soundtrack lo hizo el Cártel de Santa, pero de hecho la película no tiene música incidental; todo lo que escuches de música en la película va a aparecer de manera justificada —o sea, sea que la estén escuchando en un cantón, o en el carro, o alguien pasando por la calle, la música siempre va a estar justificada. Esa es otra de las cosas que hacen diferente a la película. Es una propuesta, pues, como de lo que hacemos, sin apegarnos a los estándares del cine, porque para empezar no somos cineastas, no  estamos educados por las reglas del cine ni nada, sino que hacemos las cosas como queremos hacerlas y como queremos contárselas a la raza.

¿Y toda la música es original, o salen canciones viejas?
Pues viene todo el disco Golpe avisa, y también vienen rolas nuevas. Son un total de veintitantas rolas; del Golpe avisa son nomás 12 y el resto de las rolas no las han escuchado.

¿Qué referencias tomaron para hacer la película? ¿Nunca dijeron “esto está chingón de Scarface” o lo que sea y decidieron hacer algo similar?
[Ríe] No pos no, la neta que no, ni Scarface ni nada. La neta que quería yo también saber de qué se trataba esto de escribir una historia y de llevarla a la pantalla y era algo que me inquietaba hacer, y como siempre todo lo que me inquieta hacer termino por hacerlo. Y así mero fue.

La historia es de un tipo que va a conectar mota y le toca ver de todo, ¿no?
Pues sí, se lo agarran de pendejo y termina aventándose una odisea [ríe], una odisea bien loca e inesperada, pos él namás iba por sus 500 pesos de mota.

¿Dirías que la película tiene que ver con la situación actual del país?
Definitivamente; no sólo la película, sino todo lo que hacemos como Cártel de Santa o la raza que se involucra en los proyectos con nosotros para hacer algo pues entiende que siempre vamos en dirección de algo que represente y que te deje sentir la realidad. Aunque no es una historia real, es una historia que fácilmente podría estar sucediendo en este momento en cualquier ciudad del norte del país.

En ese sentido es un comentario social, pero ¿también es una crítica? O no tanto.
Cuando empezamos a viajar por el mundo, y empezamos a ir así de que a Barcelona, Madrid, Colombia, Ecuador, y un montón de lados que íbamos, veía que la raza nos preguntaba sobre eso, sobre lo que está pasando en el país. Por medio del internet y de las redes sociales y de todos los videos que se siguen sucitando aquí en México de lo que pasa en el país, pues la raza como que quiere saber lo que está sucediendo alrededor de toda la gente, cómo se colue todo esto y se hace un organismo que vive ahí en conjunto con toda la gente, desde el más pobre hasta el más rico. Entonces hicimos eso, sin hacer una crítica, porque no somos jueces ni mucho menos, sino más bien presentando lo que es y cómo es a través de nuestros ojos, ¿no?

Entonces es algo que le pondrías a un extranjero y le dirías “Así está el pedo en México”.
Pues sí, ándale, aviéntate la movie, y así más o menos corre el agua [ríe].

¿Y la lección es no conectes mota en México?
[Ríe] La lección es no te apendejes [ríe]. No, pues es como la frase que dice ahí en el trailer, “Pues qué querías, ¿comprar mota en el Palacio de Hierro?” Es algo que siempre hemos pensado, ¿no? Si esta madre fuera legal también la podrías comprar a la mejor ahí en el Palacio de Hierro y evitarte todos estos pedos. Pero pues de eso se trata también esta película, es como una metáfora.

¿Y no fue un pedo trabajar con amigos en vez de actores?
Pues no mira, precisamente cuando me topé con ese detalle, que dije “voy a hacer una película PERO no tengo actores”, pues a la hora de que empecé a escribir la personalidad del personaje —lo que decía, lo que contestaba— me fui inspirando en mis compas. Haz de cuenta que me los imaginé: “¿Qué hubiera hecho el pinche Millonario si él viviera esta situación? ¿Cómo reaccionaría? ¿Qué diría?” O sea, como yo tratando de suponer a mi compa bajo una situación así. Entonces de esa manera fue empecé a construir todo: escribí los personajes de acorde a la personalidad de ellos, y ya les fue muy sencillo caer en el personaje, que en realidad es como si los hubiera puesto a ellos ahí, pero haciendo algo que no hacen, ¿me entiendes? Entonces sólo tenían que ser ellos mismos y yo les puse la situación y lo que iba pasando. Y todo salió muy natural y se siente muy chido en la movie, a pesar de que nadie es actor ni somos cineastas ni nada. Como nos dijo Facundo cuando la vio, cuando le enseñamos la prueba de trabajo: “¡Cabrón! ¡Le acabas de dar una lección a dos tres que fueron a estudiar a no sé dónde! Están cabrones. ” Viniendo de él, que sabe de producción y de todo ese rollo, pues está chido, se siente chido, y todos los comentarios que hemos recibido de la raza que la ha visto han sido buen pedo.

¿Y cómo escribiste para tu papel?
Bien loco [ríe]. No, pos haz de cuenta que yo me inspiré en alguien que conozco: dije, así como es este vato, como le hace, cómo dice, así más o menos traté de hacer el personaje. Porque no sé cómo soy desde afuera, la verdad.

Dime una cosa: chance es tema sensible, pero ¿Dharius sale en esta película? [Dharius fue integrante de Cártel de Santa hasta junio del 2013, cuando se separó para tener una carrera solista]
Sí, sí sale el vato, simón.

¿Ya hicieron la paz con él y todo bien?
Pos no, nunca ha habido guerra, por qué hacer la paz, ¿o qué?

Yo leí una entrevista en la que él decía que desde que se salió para hacer su disco solista ya ninguno de ustedes le hablaba, ni nada.
Pos… eso es algo que él dijo [ríe]. No lo dije yo, compa.

Tú no tienes un pedo.
Yo estoy aquí donde siempre. Si hubiera un pedo ya hubiera tronado. Ya hubiera olido.

El próximo año el Cártel de Santa cumple 20 años. ¿Qué sientes al respecto?
Pues no cualquiera sobrevive a todas las cosas que hemos pasado como banda, y no cualqueira le sigue dando pa adelante, y eso yo creo que es lo que más nos enorgullece: que contra viento y marea y contra cualquier pronóstico que haya dicho que ya estamos acabados y que el Cártel de Santa no rifa, pos aquí estamos putos, ¿qué onda? [ríe]

En estos 20 años, ¿cuál crees que ha sido el mejor y el peor momento del Cártel?​
Pues es la primera vez que llegamos a los Billboards y estamos en primer lugar de los Billboards con Golpe avisa; de 800 mil seguidores que teníamos en Facebook cuando estaba Dharius y ya cuando sacamos el Golpe avisa, eso fue en el 2013; ahorita ya tenemos más de seis millones de seguidores.

Entonces ahora es su mejor momento.
Pues la verdad sí. Nunca habíamos hecho un video que levantara un millón de views en menos de 24 horas como “Los mensajes del Whatsapp”. Y pues ahorita están tocando nuestras rolas en los antros y así, o sea, es algo que no veo que pase con otros raperos; yo no voy a un antro y oigo que toquen una rola de cualquier otro rapero, el que quieras de aquí de México.

¿Y el peor momento del Cártel cuál ha sido?
Cuando estuve torcido ahí en la cárcel, simón.

¿Creíste que iba a valer madres el grupo?
Pues estaba condenado de 25 a 40 años, eso fue lo que me dijeron. Homicidio calificado, de 25 a 40 años, órale, pásele [ríe]. Y yo bueno pues, pues a pelearle. Como siempre, a pelear y pelear, de eso se trata, la vida es una lucha.

¿Tenías días en los que creías que ahí te ibas a quedar?
Pues me puse a escribir. Me puse a aprender todo lo que la raza me quería enseñar; hice buenos amigos, hice buenas relaciones. Para empezar yo creía que me iba a quedar pues los próximos 25 años mínimo, entonces con esa mentalidad entré y pues a adaptarme a los medios, ¿verdad? Se acabó el estrellato homie [ríe].

Pero pues todo bien, siempre bien agradecido con la banda, que siempre me ha brindado un montón de cariño a donde quiera que voy, incluso ahí cuando estuve torcido y todo, la banda al puro pedo.

¿Te topaste con algún fan dentro de la cárcel?
No, pos ya sabrás que llegaba la visita y un autógrafo pal morro, pos muchas veces los vatos no tienen nada qué ofrecerle a la family, y pus ya un autografillo ahí de uno que cotorrea con ellos y todo, ya sabes. Y de ahí se empezó a ver que no era persona mamona ni nada, y pues agarré buena vibra con toda la raza que conocí por ahí.

¿Qué es lo más valioso que aprendiste ahí?
La humildad.

¿Crees que antes no eras tan humilde como ahora?
No, pero aprendí el valor de la humildad, cómo abre las puertas del mundo. Cómo una persona humilde cabe donde sea y convive con quien sea.

¿Crees que si no hubiera pasado eso ya se te habría subido?
Mmm, pues siempre tuve un acuerdo así como legal con mis compas, por así decirlo, que si miraban ellos que se me trepaba el avión o algo, que me bajaran de un zape, ¿no? Y pues yo siempre he estado consciente de eso y siempre se los recuerdo, porque el día que no tienes los pies bien puestos en la tierra es cuando te caes.

Y en cualquier momento te puedes caer.
A huevo. No importa qué tan arriba andes. Entonces mejor bien plantado. Cada vez vamos más arriba  pero pues ahí va, paso a paso. También es difícil estar donde estamos sin que te toquen en el radio, sin que te toquen en la tele, sin que se hable de ti en la prensa, sin que no suceda nada de ese pedo. No cualquiera lo hace, tampoco; somos una compañía independiente.

Y en estos 20 años, ¿cómo sientes que ha cambiado el pedo del rap en México?
No, pos hay mucho más rap, es más fácil ahora. Ahora ya con las compus y todo el rollo ya es fácil producir en el cantón; cuando nosotros empezamos no se podía, los softwares que había para producir beats y así eran de muy baja calidad, no competían con el estándar que se estaba manejando en el mundo para el hip hop, ¿no? Ahora ya es más sencillo y cada vez hay más artistas, y es bueno, es bueno que haya cada vez más y que este cotorreo crezca; que no muera, al contrario.

¿Quiénes son los raperos que más te laten ahorita en México?
Yo. [ríe]

¿No que los pies en la tierra? [ríe]
[Ríe] Ah chingao, ¿no puedo ser sincero? ¿Ya porque soy sincero ya perdí los pies de la tierra? No, pos me cuaja lo que hacemos, me cuajan los artistas que apoyamos como el Millonario, el Draw. Sigo escuchando a Notorious B.I.G;  Life After Death compa.

¿Ahorita están trabajando en algo nuevo?
A huevo, todo el tiempo.

¿Y cuándo planean sacar algo?
Pues ahorita estamos con lo de la peli. La neta que estamos enfocados en la película, y luego sacamos el disco del Millonario, luego el disco del Draw, y ya. Ya vendrá lo que venga después, ¿no?

Entonces 2016, mínimo.
Sí, sí, no tengo prisa, nunca he tenido prisa. Siempre he pensado que no importa que te tardes en sacar un disco mientras esté más chingón que el anterior.

Leí que chance hacían una colaboración con Gerardo Ortíz. ¿Qué tan cierto es eso?
Pos sí lo cotorreo al compa, la neta. Es buena onda el vato y se ha portado a toda madre con uno. Yo no podría decirte sí, no podría decirte no; hay que ver qué dice la música.

¿Vendrá otra película después?
Es que la historia es más larga, pues.

O sea, ¿va a ser una trilogía?
Mi compa el Mono [quien fue el encargado de sonido en la película] me dice que la haga serie pa Netflix [ríe].

Pero entonces ya no rapearías nunca.
Qué importa, ya estoy viejo. Yo no me miro a los 50 años haciendo las mamadas que ando haciendo desde los 20, güey.

¿No?
No güey, ¿qué pedo güey?

Luego dicen eso, pero es tan chingón el pedo de estar sobre un escenario que nunca se van. Creo que fue Mick Jagger o alguien así el que una vez dijo que a los 40 ya iba a estar retirado.
Bueno, a lo mejor si consigo al dealer de Mick Jagger… [ríe] A lo mejor ya con ese dealer sí me la ando rifando [ríe].
Al chile sí me gustó escribir, sí me gustó participar. No me siento así como que con ganas de ser un actor, pero sí me siento con ganas de escribir, de dirigir, de producir, de hacer todo este rollo. En una canción tienes tres minutos para tocar un tema, y en una película tienes casi dos horas para abordar el mismo tema. Entonces creo que lo puedes desenvolver de una manera mucho más clara y fácil de digerir para todo tipo de personas en una película que lo que te limita una canción. Entonces creo que es un conducto de comunicación mucho más fuerte, mucho más impactante, y que ahora se ha convertido en un reto, y eso me gusta, me gusta cuando algo es un reto para mí, porque es lo que me mantiene al pedo, activo, prendido, ¿no? O sea, agarrar una nueva aventura cada vez es lo que no me deja rendirme nunca.

¿Y el Chiva [director de la película] crees que se clave en eso?
Yo creo que sí, la neta aprendimos mucho. Es como todo, prueba y error, pero yo creo que sí se va a clavar y sí vamos a seguir trabajando juntos. Hay que ver qué sucede. No puedo ver el futuro; no sé si después de lo que suceda con la película alguien va a llegar y me va a decir “Oye güey, yo le quiero entrar, vamos a hacer algo”, no sabemos qué rollo. Mejor primero que suceda lo que Dios quiera y ya después decidimos.

Tocadas: Ciudad Juárez, Mazatlán, Culiacán, Puebla, Chetumal, tengo jale.

Leave your vote

Comments

0 comments


About the Author



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑



  • Siguenos en Facebook

  • Siguenos en Twitter






close

Forgot password?

Enter your account data and we will send you a link to reset your password.

Your password reset link appears to be invalid or expired.

Log in

Privacy Policy

Add to Collection

No Collections

Here you'll find all collections you've created before.